Con una primera parte muy igualada y con ocasiones por ambos lados. El Inter Manacor después de un saque de esquina magistralmente botado por Pere Gomáriz al corazón del área, el más listo no el más alto Juan Andreu acertaba a batir a Pere Llull 1-0.  Con este resultado se llegó al descanso, en unos primeros 45 minutos que dio para mucho. En la que los visitantes dieron muestras de muy malas formas y consiguieron que Martí y Lluís Díaz acabaran en el hospital. Y acabó la primera parte con la  expulsión por parte visitante de Serra.

La segunda parte se presentaba plácida para el Inter Manacor, pues el Sineu la afrontaba con 10, pero nada más lejos de la realidad. No relajaron ni un minuto y siguieron  su táctica de juego o sea,  dieron patadas empujones y codeadas sin balón de por medio, parecía una batalla campal donde el Sr Árbitro no supo detener en ningún momento esta situación, lo que hacía que cada vez se volviera todo el partido más peligroso.

El Inter no se conformaba con un gol y tuvo  otras ocasiones. Pero el futbol es  muchas veces injusto y en los minutos que ya había descuento, en una falta que no se sabe por qué la hizo repetir, y mientras se estaban preparando para la última tirada el conjunto visitante no paró de aporrear a diestro y siniestro sacando también una tarjeta roja directa al portero de Sineu.

Aun así dejo chutar la falta que se había sacado de la manga y en un revoltijo de jugadores ya salidos de sus casillas el marcador llega a la igualada 1-1

El Sineu no rozó el límite del reglamento, lo violó totalmente a mi entender.

 

Esperemos que tanto Martí como Díaz se recuperen lo más rápidamente posible y los podamos ver pronto de nuevo correr sobre el césped.

Deja un comentario